El Parque

El Parque

En Enero del 2009, GDF SUEZ – a través de su filial al 100% Eólica Monte Redondo S.A. – empezó la construcción del parque eólico Monte Redondo. Ubicado en la comuna de Ovalle, a 325 kilómetros al norte de Santiago, este parque está compuesto de 19 aerogeneradores de una capacidad de 2 MW cada uno. Los aerogeneradores fueron transportados por barco desde Europa hasta el puerto de Coquimbo, y después en camiones especiales hasta el sitio. Las torres miden 80 metros y las aspas más de 44 metros.

En el segundo semestre del 2010 se comenzó a trabajar en la ampliación del parque, que consideró la instalación de 5 nuevas torres aerogeneradoras que sumadas a las anteriores, desde Marzo de 2011, entregan un total de 48 MW de energía al sistema.

Monte Redondo fue el parque con mayor factor de planta de los parques eólicos de Chile en 2010, alcanzando el 25%, con 2.179 horas de producción promedio anual. Esto significa que los aerogeneradores produjeron electricidad 6 horas promedio por día, la que fue inyectada al SIC.

Nuestro Cliente

En Febrero del 2009, Eólica Monte Redondo participó en la licitación organizada por varias empresas de distribución eléctrica y se adjudicó un contrato de suministro de energía de 100 GWh / año con CGE Distribución, por 14 años a contar del 1 de enero del 2010. A través de este contrato, el parque entregará energía limpia a 57.000 hogares del Sistema Interconectado Central (SIC), reduciendo la emisiones de gases con efecto invernadero en unas 54.000 toneladas de CO2 al año, equivalente a eliminar 12.000 autos de las calles.

 

Función

¿Cómo funcionan los aerogeneradores?

Los aerogeneradores aprovechan la energía del viento para producir electricidad Un aerogenerador consta de cuatro componentes principales: Funcionamiento aerogeneradores
Del viento a la electricidad
Los aerogeneradores aprovechan la energía del viento para producir electricidad. Lo consiguen gracias a sus palas, que capturan el viento y giran. Cuando no hay viento, las palas forman un ángulo de 45º, de modo que el aerogenerador pueda extraer el máximo de energía de los vientos suaves. Los aerogeneradores empiezan a producir energía cuando el viento alcanza velocidades cercanas a los cuatro metros por segundo. La pala gira gradualmente hasta formar un ángulo de 0º, con la superficie más ancha de cara al viento. Cuando el viento entra en contacto con la pala, crea una presión positiva en la parte delantera y una presión negativa en la parte trasera. En otras palabras, el viento empuja el extremo delantero y crea un efecto de succión tras la pala, que a su vez hace girar el rotor. Con una velocidad de giro máxima, las puntas de las palas alcanzan una velocidad de 250 Km/hora.

Conexión a la red eléctrica
El generador se conecta a través del sistema de control eléctrico del aerogenerador. La potencia de salida es conducida a través de un transformador de alta tensión hasta la red eléctrica, que suministra electricidad a los hogares. En cuestión de 2-3 horas, un aerogenerador V90-3,0 MW produce suficiente energía como para cubrir las necesidades anuales de consumo eléctrico de un hogar europeo medio.

Regulación de salida
Existen tres formas de regular la potencia de salida: 1) Passive Stall: los aerogeneradores operan a una velocidad de giro fija con palas no regulables. 2) Active Stall: los aerogeneradores operan a una velocidad de giro fija con palas regulables. 3) Pitch: los aerogeneradores operan a una velocidad de giro constante o con una velocidad variable. El borde de ataque de la pala se encara en la dirección del viento para reducir el levantamiento. El aerogenerador se detiene cuando el viento supera los 25 metros por segundo, porque las velocidades superiores a este nivel someten a los componentes del aerogenerador a una tensión excesiva.

Los comentarios están cerrados.